Este 2023 Vetusta Morla y su público argentino han afianzado su entrañable vínculo, celebrando el encuentro con presentaciones históricas que ya son memorables. La banda visitó el país en el mes de febrero presentándose en el Completo C Art Media de Buenos Aires y en el Festival Cosquín Rock de Córdoba ante una multitud que los ovacionó y las ganas de más se sentían ya con fuerza. Es por ello que este regreso tuvo un sabor más que especial, volviendo a estar frente a una de las mejores bandas de rock de los últimos tiempos y nada menos que en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, siendo testigos de cómo se multiplica el público que se suma a este ritual musical. Y es que un show de Vetusta es una experiencia transformadora e inolvidable.

El sábado en el Gran Rex sus más de 25 años de carrera se dejaron ver en cada detalle de una puesta increíble, en la comunión de estos músicos que se conocen a la perfección y siempre encuentran la manera de que cada uno de sus shows sea único, y que cada canción suene como si la escucharas por primera vez. Con un nivel compositivo que está dejando huellas imborrables en la escena mundial, Vetusta Morla desplegó un set de canciones que cuentan historias nuestras, que nos atraviesan a través de las letras y de las raíces musicales que rememoran a pueblos enteros y generaciones que se mezclan. Así Argentina vivió sin dudas una de las experiencias artísticas más memorables de este año.

Abriendo la noche con “No seré yo” y “La Virgen de la Humanidad” la banda daba la bienvenida a un viaje musical único.

Entre un setlist muy bien elegido para representar su extensa carrera, las icónicas “La mosca en tu pared”, “Maldita dulzura”, “Finisterre”, “Copenhague”, “La vieja escuela” y “23 de junio” sonaron cantadas por todo el Gran Rex en un clima emocionante.


No faltaron tampoco las estrofas imbatibles de “Consejos de Sabios”, “Te lo digo a ti” y “Valiente” antes de un cierre con todo el público de pie con “La Deriva”, “Cuarteles de invierno” y “Los días raros”.
Vetusta Morla pasó nuevamente por Buenos Aires y la felicidad es plena.