Hemos tenido tiempo de poder degustar con calma las canciones que componen ¨Sin que el universo se inmute¨, el flamante nuevo disco de Venus Astra. Pues bien, damas y caballeros, toca ahora de ponerse el traje de faena y saltar al escenario del directo. El próximo 26 de abril la sala Maravillas de Madrid albergara la presentación oficial de este nuevo trabajo. Canciones pegadizas, letras con un profundo mensaje y sobre todo, el saber estar de una banda, que pese a estar en sus primeros meses de vida ha dejado posos de banda grande y totalmente engrasada.

¨Sin que el universo se inmute¨ es un disco cargado de hits donde el buen rock nacional se une de una manera irrefutable con un sonido indie de lo más actual. De buena parte de esto tiene culpa José Caballero, que desde su refugio de Neo Music Box le ha dado esa fuerza y contundencia a los temas que hoy llegan a todos vosotros. Nos embarcamos en un fascinante viaje musical con el primer álbum de Venus Astra, el cual nos llevara por unos senderos en los que reflexionaremos sobre la autenticidad, el coraje y las complejidades del corazón humano, todo ello con una mezcla magnética de emociones y destreza musical. Un disco que promete muchas alegrías a la banda y que poco a poco va despegando en el directo. La fecha de Madrid es solo la punta de lanza de una serie de nuevos conciertos que en breve iremos desvelando.

Estarán acompañando en esta noche tan especial los marcianos Evve, quienes estarán presentando su nuevo trabajo ¨Safari¨. Se trata de un disco con el que sus autores nos proponen un viaje de emociones. Viaje que inician con el léxico de la propia palabra “safari”, procedente del suajili y traducida como “viaje”. Un término que encaja a la perfección con el proceso de composición y el resultado de las canciones que lo completan.

Seis canciones con seis historias que se acogen a emociones muy intensas y diferentes entre sí. Sin duda, todo encaja con el momento de su creación, casi todas ellas, en la época de pandemia. Emociones a flor de piel que narran con sinceridad y un viaje al que sus dos integrantes, Evelyn Piñero y Bienve Campoy, han aportado su particularidad a partes iguales, enmarcado en un pop alternativo, atmosférico y con atisbos de lo-fi cocinado a fuego lento. Sus artífices lo encajan como un baile entre el dreampop y el shoegaze.