Rudymentari es el nombre artístico que recoge el proyecto musical del menorquín Guillem Llorens. Uno de los artistas con más repercusión fuera de las islas baleares y uno de los autores imprescindibles entre los más apasionados del Reggae en los Países Catalanes. Desde la publicación de su primer disco “Contracorrent”, ha recibido el apoyo de prensa y público haciendo una gira por Ses Illes y Catalunya. Ahora prepara su próximo disco llamado “Rissaga” que publicará el próximo 30 de marzo. Por ahora, ya tenemos aquí el segundo adelanto.

Este 9 de febrero Rudymentari presentó “Terra”, un Reggae en menorquín dedicado a las raíces, al entorno y a la transformación del medio natural. Como es habitual, su lírica viene con una fuerte carga política, con la intención de sembrar una semilla de conciencia política y social. Esta vez, de una manera mucho más próxima a la realidad del artista.

El título de esta canción coge un sentido mucho más amplio haciendo referencia al terreno como elemento identitario de aquellos que la trabajan. Y es que las raíces del artista son rurales, concretamente de Sant Joanet, donde pasó su infancia. Es por eso por lo que sabe que en el campo la vida se entiende de otro modo, con otros ritmos y puntos de vista: los de la naturaleza y la tierra. Ellas son quien mandan.

“Terra és suor, fang, sang, dolor, de qui l’estima i la treballa” canta Rudymentari en esta canción que toma como base los sonidos jamaicanos con los cuales consigue mostrar su sonoridad propia y un carácter único. El mensaje de “Terra” es directo y claro: la cultura agraria en la isla se está perdiendo, cuando menos transformando. Una situación de emergencia en la cual ya, actualmente, una parte de estas tierras dedicadas al cultivo están innegablemente condenadas a desaparecer a causa de la venta de estas a grandes inversores extranjeros por un mayor provecho económico.

“Terra” estará disponible a todas las plataformas digitales este 9 de febrero y en YouTube presentado con un videoclip grabado por Arnau Capellades en la tierra natal del menorquín y acompañadas de una secuencia de imágenes aéreas grabadas por Lluís Juaneda.