El artista presenta un disco conceptual de siete canciones con múltiples invitados.


Basek es el seudónimo de Francisco Mateluna Allendes, un reconocido MC y freestyler sanantonino que en 2008 ganó la Redbull Batalla Nacional de Freestyle y alcanzó el segundo lugar en la competencia a nivel internacional. Un año después publica su primer disco “Rap personal e intransferible”, seguido de “Reforma X” (2012), “Mandrágora” (2017), “Yakuza” (2021) y “Legacy” (2022). Este año, el artista nos presenta su nuevo disco “El Limbo” con colaboraciones con grandes artistas nacionales e internacionales.

En siete tracks, “El Limbo” avanza desde lo luminoso hasta lo más oscuro. Su introducción se gesta con tonalidades sencillas y coros religiosos, delineando cómo el ser humano, en ocasiones, roza lo sagrado para luego descender a lo mundano. A medida que el álbum avanza, exploramos la dualidad humana, donde coexisten un aspecto terrenal y uno espiritual. Ya en la última parte, nos sumergimos en el ámbito más visceral del rap, abordando temáticas crudas y directas, emanando un sonido street que no siempre es bien recibido en todos los contextos; se trata de expresar lo que en muchos lugares es tabú, temáticas incómodas que persisten en las sombras.

Las letras, altamente variadas, reflejan la diversidad de enfoques presentes en el álbum. Por ejemplo, la colaboración con C Terrible y Babi de Blackbull de España, se remonta a al menos dos años atrás. “A pesar de que el verso original no estaba destinado a este EP y se perdió temporalmente debido a inconvenientes técnicos, el tiempo permitió recuperar el material, revelando una crudeza y atmósfera distintas que resultaron cruciales para cerrar el disco”, explica el freestyler nacional. Las letras abordan dos enfoques principales; por un lado, cuestiones globales como la manipulación a nivel mundial, la agenda 2030 y los Illuminati, evidentes en “Guerra Terrenal”. Por otro lado, “Géminis” plantea las dualidades individuales y globales, explorando tanto los buenos como los malos días. El track introductorio, “Ángeles Sobre Mí”, destaca la influencia positiva de personas en la vida del artista, constituyendo una bendición.

Otras canciones, como “Línea de 3” con Douglas y NouNeim, se centran exclusivamente en el rap, mientras que “Trascender” aborda la aspiración en el arte de ir más allá de cifras y números, dejando una marca en el alma de la música y la conciencia colectiva. La única obra que se distingue es “Pedrito Way”, una narrativa semi ficticia que ejemplifica la vida mundana de un rapero o individuo socialmente incorrecto. En su conjunto, este EP se presenta como una paleta de colores múltiples tanto en las letras como en la composición musical.

“El Limbo” fue grabado por Francisco Segue, masterizado en Arb Texas Estudios y Chalo G y distribuido a través de Sello Trigal. Este nuevo EP y el resto de la discografía de Basek están disponibles en Spotify, Deezer, Tidal, y todas las plataformas digitales.