Tras cinco EPs, el álbum “Zatiam” y múltiples singles, Pulpo Oplup (formalmente Matías Gowland) estrena su segundo disco “Conjuros y Risas”, cuyo sonido, irónicamente, puede clasificarse como inclasificable.

En este proyecto Pulpo Oplup prioriza la creación artística en estado puro mientras se divierte: fusiona géneros y origina escenarios con foco en la interpretación libre. Así, sus melodías coquetean con el jazz y el blues, pero también con la balada clásica.

“Para este disco mi idea era que cada persona tocara un instrumento, incluyéndome. La intención era el color. La banda que se armó sentó las bases sonoras donde, de hecho, si se quiere no se toca, camina sola. Cada persona que toca tiene su paleta (y planeta). Veo violetas en los pianos de Emi, veo rojo en algunos tambores de Nacho, bajos azules de Pablito y rayos plateados de Manteca. Las canciones son cuadros que se van pintando a lo largo del tiempo y los instrumentos son pinceles que trazan emociones”, declara.

El álbum cuenta con la participación de Camila Calderón (voz) en “Conjuros” y “La canoa de acero”, Fermín Echeveste (trompeta) para meter unas trompetas increíbles en el tema que abre y Jorge Giorgi (trompeta) en “Caparazón”; Sol Bassa (guitarra) en “Conjuros” y “Es tan triste que no existe”; Miguel Tennina (acordeón) en El canto del alud; Maggie Clavijo (violín) en “Es tan triste que no existe” y “Los inviernos infernales”, que cuenta, además, con un arreglo emocionante de Martin Freiberg. Shaman Herrera, por su parte, aparece en “La empañada”, y finalmente Ignacio Buket, que suma unas guitarras filosas y elegantes en “El canto del alud” y “La canoa de acero”.

Grabado en el estudio “Orejas de vidrio”, “Conjuros y Risas” genera una enorme expectativa en Pulpo Opulp, que blanquea: “No queremos impresionar a nadie, queremos hacer sentir. En épocas donde el aturdimiento es más fuerte que el dólar, creo que es importante calar más hondo. Romper con lo corriente, con lo esperable, provocar risa, llanto y amor, esa es la misión”.

En las letras de “Conjuros y Risas” convergen relatos de amor, de misterio, de alegría y de emoción. Cada una de ellas puede disparar distintas escenas y despertar sensaciones varias, porque las cualidades del propio arte le permiten emerger, crecer, cambiar de forma e incluso transmitirse a un público igualmente activo. Pulpo Opulp así lo define: “No suelo analizar las canciones que escribo. Intuyo que algo significan, y ese algo es infinito. Imposible saber de dónde vienen, pero sé a dónde van: ¡a sus orejas!”

Ficha Técnica:
“Grabado y mezclado en Estudio Orejas de vidrio por Matías Gowland
Cuarteto de cuerdas grabado en Uptown por Cherno Rojkin
Masterizado por Ariel Schlichter en Keine Sukunft studio, Berlin
Producido por Matías Gowland

Mateo Braun – Batería
Ignacio Conde: Percusión y octopad
Pablo Puceiro: bajo y coros
Emilia De Vedia: piano y coros
Matías Gowland: guitarras, sintetizador, voz y coros

Invitaciones:
Camila Calderón: coros (conjuros y risas y la canoa de acero)
Fermín Echeveste: trompeta (conjuros y risas)
Jorge Giorgi: trompeta (caparazón)
Miguel Tennina: acordeón (el canto del alud)
Sol Bassa: guitarra eléctrica (Conjuros y risas y Es tan triste que no existe)
Shaman Herrera: coros (la empañada)
Ignacio Buket: guitarra eléctrica (la canoa de acero y el canto del alud)
Maggie Clavijo: violin (es tan triste que no existe)
Arreglo de cuerdas en Los inviernos infernales compuesto por Martin Freiberg
Cuarteto de cuerdas:
Violeta García: Cello
Carla Regio: Viola
Maggie Clavijo: violín
Cecilia García: violín

Todos los temas escritos por Matías Gowland

Más información sobre Pulpo Oplup:
Pulpo Oplup nace como un alias de Matías Gowland en el año 2013 cuando graba su primer EP: Tinta Negra. A partir de ese momento, siempre se fue presentando solo o con diferentes formaciones, en plena colaboración con sus colegas. Tiene grabados, hasta ahora, 8 simples, 6 EP´s, un LP, una banda sonora y un disco nuevo por salir llamado “Conjuros y risas”.

La Oplup es:
Batería – Mateo Braun
Percusión – Ignacio Conde
Bajo – Pablo Puceiro
Piano – Emilia De Vedia
Guitarra y Voz – Matías Gowland