Genesis Rebolledo CEO de Neverland y apasionada por del baile se inició en el mundo en el mundo de la danza flamenco hace aproximadamente 16 años en la prestigiosa escuela de Carolina León, con el paso del tiempo continuó en su proceso de crecimiento en este arte siendo así, como fue aprendiendo otros estilos como; danza contemporánea, nacionalista, hip hop, jazz, ballet, afro dance, entre otros.

Guarda con mucho amor esos recuerdos de cuando pequeña solía asistir a las clases con sus tacones, y una falda larga, en las cuales se sentía muy feliz cada vez más, cultivando, además, la responsabilidad que requería para formarme, desde allí fue descubriendo que la danza era lo suyo.

Todo este cúmulo de experiencia se fueron sumando para que iniciase su academia que ya lleva 9 meses laborando, la cual ha logrado tener una aceptación del público y se han llegado a presentar en distintos escenarios de la ciudad tales como. El hotel hesperia valencia como aliados de la parte artística, en dunas también se han presentado durante el programa “la voz dunas” de igual modo han mostrado su trabajo coreográfico en Sambil dance, teatro municipal de Valencia…

Resulta preciso destacar, que en Neverland Studio imparten clases de hip hop, coreografías, contemporáneo, jazz, ballet y gimnasia aplicada a la danza, formando bailarines desde los 3 años de edad.

Nos comenta Genesis, que sus días comienzan a las 5:00 am. Ya que además es, estudiante de Diseño Grafico en la Universidad Arturo Michelena, cada jornada resulta toda una aventura ya que tiene que organiza las tareas pendientes cada día, “me preparo y acudo a la universidad, luego que termino con mi parte estudiantil, sigo como directora y voy a la academia…”

Sostiene, que la herramienta que mas le ha funcionado, es grabar y tomar fotos cada día para siempre tener contenido que mostrar, siempre resultará relevante seleccionar el material que se mostrará en redes sociales.

Destacando que la clave para no “desistir y mantener el movimiento ascendente de las situaciones es la responsabilidad y amor por lo que hacemos cada día, cada día recordar el propósito de nuestra misión como docentes…”