Maya Hawke lanza “Missing Out”, el primer single de su próximo álbum, Chaos Angel, que estará disponible el 31 de mayo a través de Mom+Pop. Chaos Angel es el tercer álbum de la talentosa artista y le sigue al éxito de su segundo álbum, Moss, que se volvió viral con el single principal “Thérèse.” Con una producción dirigida por el co-compositor y colaborador de Moss, Christian Lee Hutson y con contribuciones de colaboradores de hace tiempo, como Benjamin Lazar Davis y Will Graefe, Chaos Angel es un álbum profundamente hermoso y meditativo sobre enamorarse, equivocarse y volver a levantarse.

Con sólo 25 años, Maya ha sido aclamada en todo el mundo por su composición exquisita y su ingenioso lirismo narrativo. “Missing Out” es una canción irónica y conmovedora que nace de un semestre que Maya pasó viviendo cerca del campus universitario de su hermano y saliendo de fiesta con sus compañeros de clase, un intento tardío de vivir la experiencia formativa universitaria que ella nunca tuvo. La canción viene acompañada de un video de ciencia ficción dirigido por Alex Ross Perry.

Sobre el argumento de la canción, Maya dice: “En realidad había una chica que iba a Brown, donde mi hermano va a la universidad y todos estábamos diciendo cosas que deseábamos. Ella dijo: ‘Quiero escribir la próxima gran novela americana.’ Fue un momento en el que me sentí mejor que todo el mundo porque me reí muchísimo. Me dije: ‘¡Están muy equivocados!’ Deseo escribir una novela. Eso sería un milagro. No desear escribir la próxima gran novela americana, ¡eso es una pesadilla! Me hizo sentir que en realidad estoy en un lugar diferente en mi vida en comparación con la gente con la que estaba. Inspiró totalmente toda esta canción”.

Chaos Angel retoma la composición sencilla y visceralmente honesta por la que Maya se ha hecho famosa y la profundiza, haciéndola más atrevida. Es su colección de canciones más sofisticada desde el punto de vista sonoro y más matizada desde el punto de vista temático hasta la fecha, y se siente como una culminación. A lo largo de estas 10 canciones, Maya cataloga trastornos, revelaciones, debilidades y promesas rotas, todo ello mientras navega por los patrones que repetimos mientras envejecemos, nos extraviamos y encontramos el camino de vuelta a una comprensión básica de nosotros mismos.

Maya imaginó una figura criada para creer que era un dios del amor, sólo para moverse por el mundo y darse cuenta de que, en lugar de eso, dejaba destrozos y ruinas a su paso. Tras caer en el autodesprecio, el ángel del caos llega a una nueva conclusión. “En el viaje de vuelta a casa, recorre todos los lugares que creía haber destruido,” explica Maya. “Y entre los escombros, crecieron la maravilla, la belleza y la magia.” Es un paralelismo con la propia experiencia de Maya a lo largo del álbum, instantáneas que conducen a un nuevo sentido de sí misma. El ángel del caos lo vigila todo, una figura en parte guardiana, en parte alter-ego, en parte amiga imaginaria.

Chaos Angel es también un documento de la madurez de Maya como música. Muchos de estos temas siguen basándose en la guitarra acústica y en la voz elegante y conversacional de Maya, pero su entorno es más intrincado y exuberante que nunca.

A primera vista, hay escenas tan tristes como las de Blush y Moss, pero Chaos Angel es un álbum totalmente más feliz. A través de estas canciones, Maya acepta los ciclos que recorremos, las cosas que podemos dejar atrás y las que siempre estarán con nosotros, antes de concluir: “Lo único que hay que lamentar es el tiempo que he pasado lamentándome.” En eso se convirtió al final Chaos Angel: en el retrato de una persona, complicada y aún en búsqueda, pero en evolución.

Maya Hawke y su banda actuarán en el Carnegie Hall de Nueva York como parte del Concierto Benéfico de la Casa del Tíbet el 26 de febrero junto a Joan Baez, Philip Glass, Laurie Anderson y Maggie Rogers.