Fiel a su espíritu diverso, el segundo día del Lollapalooza Argentina contó con artistas de los más variados géneros musicales, con SZA, Sam Smith, Above & Beyond, The Driver Era, Timmy Trumpet, Phoenix, Omar Apollo, Robleis, Jungle y Miranda! al frente de una grilla sobrada de talento. Más de 12 horas de música, 40 shows, debuts en Argentina, reencuentros y anuncios sorpresa.

Se fue el segundo día de Lollapalooza Argentina y dejó un sinfín de recuerdos imborrables. ¿Alguien dijo épico? Por el Hipódromo de San Isidro pasaron más de 100 músicos (fueron más de 40 shows los de esta segunda jornada), que sumados a todos los asistentes hablan de la misión de #LollaAR de unir a la mayor cantidad fans con sus ídolos en un fin de semana dedicado a celebrar la música a lo grande.

Con el debut en Argentina del cantante británico Sam Smith, de la norteamericanos SZA, y la mexicana Kenia Os, así como con las potentes presentaciones de los argentinos Miranda!, Robleis, Koino Yokan, Blair y Lucca Bocci, fue una jornada donde el pop brilló en todas sus formas, como en los cruces que propone el inclasificable artista Omar Apollo. Este segundo día también tuvo DJs de primer nivel, con Above & Beyond cerrando la jornada en una pista de altísima energía que retomó donde habían dejado los sets de Loud Luxury, Timmy Trumpet, y la argentina Franzizca, por nombrar algunos, así como shows de bandas que despliegan las infinitas posibilidades del la electrónica, como los ultra hiteros Jungle. Otros dos géneros no podían faltar: el rock y la música urbana, parte del ADN del festival. Para el público rockero hubo shows memorables como los franceses que son realeza en el indie, Phoenix, el boom del rock alternativo actual The Driver Era y el del fenómeno indie Nothing But Thieves, y en el panorama urbano brillaron BM, el dueño del viral “Te estás portando mal”, el español Chico Blanco, y muchos más.

LOS ARTISTAS
Para los melómanos que disfrutan de hacer la experiencia completa, esta jornada tuvo un arranque colmado de talento emergente de primer nivel: artistas para conocer y mantener en el radar como Joelle, Babeblade, Garoto 3000, Un Verano, Mar Marzo y Santi Celli, Un Verano, Santi Muk e Ill Quentin, que demuestran que Argentina sigue teniendo esa magia de lanzar talento de primer nivel al mundo.

Cerca de las dos de la tarde llegó el turno de los shows de Luca Bocci, con sus canciones íntimas y camaleónicas en el cruce el pop y el rock, y el de la barcelonesa Lia Kali y sus canciones donde la música urbana se une a sus orígenes más jazzeros. Los también argentinos Blair y Koino Yokan terminaron de sentar la sólida base pop que predominó en la jornada, preparando el terreno del fenomenal pop argento para el suceso que es siempre y muy especialmente este día el show de Miranda!, que sorprendió a los fans anunciando shows para 2024. En el medio, los hermanos De La Rosa, sorprendieron con su proyecto Latin Mafia, el versátil proyecto donde conviven baladas, hits reggaetoneros, en fin: música sin etiquetas pero llena de alma. Kenia Os trajo sus hits desde México y empalmó a a perfección con el tono pop del día, estrenando singles por estas latitudes como “Loveloveu”, “OjoxOjo” y “Bobo”.

Para los fans de la electrónica llegó un momento sensacional: al set de la argentina que marca el rumbo del techno local Franzizca le siguió el show de los frescos y hiteros Jungle, en una seguidilla destacable de lo mejor de dos polos diferentes del género. Si de rock se trataba, #LollaAR lo tenía cubierto: fue el momento del show de la banda inglesa de indie Nothing But Thieves.

Una noche refrescante caía sobre el Hipódromo y la expectativa se podía sentir en el aire: era la hora de los shows de los headliners. Minutos después de las ocho, se subieron al escenario Flow los franceses de Phoenix, una de las bandas que le dieron forma al indie rock desde los 2000 a esta parte; mientras que desde el Alternative arrancaba Omar Apollo, con un show con base en el R&B y una fusión de funk, pop, electrónica, hip-hop, reggaeton y muchos otros, sumado a toneladas de carisma. Al rato, Robleis convocaba al público fan de la música pop de raigambre latina a cantar y bailar hits como “Una Noche Más” y “Loro”, su hit con Miranda!. Cerca de las nueve, se escucharon gritos agudos por el debut en suelo argentino del astro pop Sam Smith, dueño de una de las voces más inconfundibles de la escena y responsable de uno de los shows más emocionantes de la jornada. ¿Para los que sentían el llamados de otros beats? Loud Luxury, el dúo canadiense de DJs y productores de dance cosecharon una ovación desde el Perry’s. Después, una figura con sombrero apareció sobre ese mismo escenario: Timmy Trumpet tomó las bandejas con su particular performance donde se luce como trompetista, DJ, productor y showman.

Con toda la tarde ganada a puros shows, para las 22 hs aún quedaba mucho por ser escrito en este capítulo de #LollaAR2024. Desde el Flow, SZA sedujo a un mar de fans con su fina mezcla de R&B, neo soul y hip hop en su primer show en el país, excusa perfecta para pasearse por toda su trayectoria. Para quienes siempre quieren más rock, llegó la hora de The Driver Era, la banda de los hermanos Ross Lynch y Rocky Lynch que desbordaron una energía única y se emocionaron cuando escuchaban la pasión de sus fans argentinos al cantar con ellos de principio a fin. ¿Cómo despedirse hasta el último día de este fin de semana inigualable? Con las bandejas en manos del trío británico de DJs Above & Beyond, expertos en armar sets para viajar entre sonidos del progressive, el downtempo y por supuesto, el trance que es su sello.

KIDZAPALOOZA
Con la icónica Panam, emblema nacional del entretenimiento para los más chicos a la cabeza, la segunda jornada tuvo excelentes planes para los chicos, con shows del jovencísimo DJ Mateo Trocca, Maestro Aramis y Orquesta, Agua de Sol, Cehache Rap y Koufequin, y un cronograma de actividades para que los niños vivan su primera experiencia de festival y se acerquen a la música no solo como público sino también en talleres y actividades variadas para bailar, producir y divertirse.