La Nave se embarca en un nuevo viaje musical con su recién lanzado sencillo “Cándida”, llevando a los oyentes a través de una odisea sonora que conecta lo microscópico con lo universal. La banda, conocida por su fusión de potentes mensajes socio-políticos y un sonido rock envolvente, se inspira esta vez en el diminuto pero poderoso mundo de los microorganismos.

La Nave se esfuerza por provocar una realización y autoconciencia en sus oyentes. Buscan iluminar la perspectiva de que, mientras la humanidad es única y valiosa, también estamos circundados por entidades tanto benevolentes como malevolentes, en y fuera de nuestras dimensiones percibidas. Las letras, empapadas de simbolismo y alusión, se enfrentan audazmente a las instituciones y a las fuerzas oscuras que perciben como manipuladoras y malévolas, desde gobiernos hasta entidades espirituales y, en este caso, seres microscópicos.

Cándida: Un Microcosmo de Horror y Belleza
“Cándida”
se aventura en el concepto de los hongos microscópicos como seres dominantes y omnipresentes, existentes dentro de cada uno de nosotros. El trabajo está inspirado en el reconocimiento de la vida microcelular, simbolizando un paralelismo con las entidades mayores y más obscuras que pueden invadir y controlar desde las sombras. La banda se sintió influenciada por una historia humana de invasión fúngica, donde el hongo, de manera alegórica, representa tanto la decadencia física como el control insidioso.

La música interpreta este horror biológico: el batir frenético de la batería simboliza un corazón al borde del colapso, las guitarras retumbantes retratan la piel que se desgarra, el bajo invoca vapores de descomposición y la voz, un grito de desesperación cuando la “Cándida” devora desde dentro.

Desde su inicio en 2021, La Nave ha sido un faro de rock crudo y consciente. Paulo Gálvez ha sido fundamental en la grabación y mezcla de “Cándida” en Gasguitarstudios, mientras que Fabrizio Cremaschi ha aportado su habilidad en la mezcla y masterización en el estudio Fcv Masters Studio.