Por fin ve la luz “La levedad del caos”, el primer EP de la banda Miragüano. Después de publicar tres sencillos, con muy buena acogida por parte del público, la banda afincada en Madrid, compuesta por: Tana (cantante y guitarra), Vicente (Guitara y coros), Toni (bajo y coros), Diego (batría) y Esteban (teclados), remata su trabajo con dos perlas más: “Alepo” y “Un mal día”. El sonido del disco se mueve entre el Britpop y el Indie-Rock, con melodías pegadizas y letras profundas y muy cuidadas, en las que el oyente se puede sentir fácilmente identificado.

Dentro de las novedades, cuarto corte del disco es “Alepo”. Es la canción más potente y cruda de las que nos muestran. Con guitarras más agresivas, una atmósfera oscura y turbia creada por los teclados y un bajo y baterías incisivos, que bombean adrenalina a raudales.

A esto le unimos una melodía de voz que mezcla angustia y rabia, con una letra que nos pone en la piel de un niño aturdido, en estado de shock, en un mundo que se desmorona a sus pies y el resto del planeta lo observa sin más. La canción es un puñetazo certero, directo a lo más profundo del alma.

El tema que pone la guinda a “La levedad del caos”, es el más desenfadado del EP, “Un mal día”. Nos recuerda a bandas como Smash Mouth, con un sonido divertido y contagioso. Aún así, la letra tiene un trasfondo profundo, tratando un problema mental. Destapa a una persona hundida por dentro, que sonríe para aparentar estar bien con los que la rodean y quieren. Una sombra de lo que fue, que ya, ni se reconoce en el espejo. El disco se grabó en el Castillo Alemán, bajo la tutela del prestigioso productor Carlos Hernández Nombela (Viva Suecia, Los Planetas, Leiva, Carolina Durante, Triangulo de Amor Bizarro), en julio de 2023. Los cinco cortes muestran el gran binomio entre la banda y laureado productor, percibiéndose en lo depurado que está el trabajo final, con unos temas redondos, directos y de gran calidad. Todos reman a favor de la canción, dejando de lado alardes individuales y florituras que puedan despistar al receptor de un mensaje profundo, acompañado de melodías pegadizas. Al finalizar la escucha, la sensación es de querer descubrir más material de la banda. El EP ha sido publicado a través del sello Flor y Nata Records.