Dua brilló en un show de milimétrica perfección pop.

Hoy dará un segundo concierto ante un Campo de Polo con tickets agotados

Pensar que a Dua Lipa le dijeron que no podía cantar cuando era chica -por su voz grave, de dejos roncos-, pero el tiempo hizo justicia y después de verla en vivo es difícil de creer que haya existido tal apreciación. Indiscutiblemente, la autoproclamada “alfa femenina” tenía un destino muy concreto y para cualquiera que haya sido parte de la primera de las dos noches de Dua en Argentina no caben dudas de que era sobre el escenario.

Luego de dejar atónito al público en el cierre de la última edición del festival brasileño Rock In Rio, en una jornada dedicada exclusivamente a artistas femeninas, finalmente llegó el ansiado momento del paso de la figura más importante del pop actual por Buenos Aires. Con algunas canciones de su trabajo anterior, como las infaltables New Rules o IDGAF, el show estuvo enfocado mayormente en presentar y celebrar su trascendental álbum Future Nostalgia, que le da el nombre a la gira mundial que la artista británica se encuentra completando: Don’t Start Now, Physical, Levitating y Pretty Please fueron algunas de las más ovacionadas.

Dua Lipa y sus fans argentinos: entre agradecida y atónita, la artista pidió que subieran las luces para ver la marea de gente que se fue al Campo Argentino de Polo para ver su show.

Con vibra nocturna, de pista de club, con guiños a géneros dance de ayer y de hoy, Dua Lipa finalmente demostró la fiesta que significan sus shows en vivo, a través de un setlist completo que se divide en varios actos. Los guiños a la década de los 80’s se dan no solo a nivel musical sino también a nivel del vestuario -Dua saca a relucir distintos bodysuits en tonos muy propios de esa era-, a nivel coreográfico, de escenografía y visuales, y de fuerte inspiración espacial.

De esta manera, Dua brindó el primer show de los dos que dará en el país en el marco de esta gira, donde combinó su enorme talento con una prolijidad máxima, haciendo que las canciones perfectas que vienen dando la vuelta al mundo brillen aún más con su performance. El espectáculo tuvo todo: momentos para bailar y saltar, otros más emotivos, como con “Boys Will Be Boys”, y suspiros cuando finalmente los fans ven en vivo el baile sensual con el micrófono que se viraliza show tras show en “Pretty Please”. Resta ver qué tiene planeado para su segunda noche en el país hoy por la noche en el Campo Argentino de Polo, el segundo y último show de la artista en su paso por el país.