Francis Sarabia sigue dando que hablar con sus canciones y su versatilidad musical. En esta ocasión vuelve a la más rabiosa actividad gracias a la cuarta entrega de las Santa Cruz Sessions, en esta ocasión acompañado por el genial Carlos Vudú a la mandolina.

Se trata de ¨La Canción del Espantapájaros¨, una versión de la banda granadina 091, una canción que el artista murciano ha tenido cerca casi desde que tiene uso de razón. Puertas cerradas, soledad, desesperación. Esperar la reencarnación para ser eternos. Sensaciones que todos hemos sentido en algún momento u otro de nuestra existencia y que nos han acompañado para poder evolucionar y terminar siendo las personas que somos ahora mismo.

El 2023 esta siendo un año de lo más intenso para Francis Sarabia. El artista murciano a unido en poco tiempo la salida de su nuevo disco y el inicio de su gira “BIENVENIDOS AL MUNDO” con muy buena aceptación de publico y critica en los conciertos de Murcia y Madrid. Después de esta primera toma de contacto, Francis Sarabia sigue liándose la manta a la cabeza y saliendo a presentar sus nuevas canciones. La próxima ciudad en disfrutar de su electrizante directo será Orihuela dónde estará tocando este sábado en la sala La Gramola. Las entradas se pueden adquirir en este enlace.

Con este nuevo concierto Francis Sarabia afianza su posición como un artista diferente en el panorama musical nacional. Fechas en directo que sigue dandole fuerza a su último disco de nombre homónimo. Un artista unico con un directo con una energía brutal que te engancha desde el primer momento. En Francis Sarabia encontraremos un artista que ama y respeta la música por encima de todo y que es capaz de plasmar en directo todas esas emociones que se nos presentan al escuchar su música en casa. En breve anunciaremos nuevas fechas de la gira “BIENVENIDOS AL MUNDO”.

En este nuevo trabajo encontraremos diez canciones en la que casi cualquier estilo irá desfilando por nuestros oídos. Si bien es cierto, el nuevo disco de Francis Sarabia tiene una marcada base de ROCK, cortes con un aire más bailable, en los que el cantante da rienda suelta a su vena más funk, baladas con un inevitable aire setentero o temas en los que prima el blues-soul más tradicional.