Tras el lanzamiento de tres primeros singles que revelan poco a poco el ambiente bailable de su próximo álbum Advitam Aeternamour, Cléa Vincent presenta “État Second,” una colaboración con Jacques. Mezclando sonoridades trance y house, la manera en la que los artistas se complementan es evidente.

En esta primera colaboración, Cléa Vincent y Jacques abrazan las influencias electrónicas, invitando a las canciones pop a entrar en el club. “État Second” es un homenaje a las virtudes curativas de la música y al estado de trance inducido por el acto de crear. Todo el mundo ha experimentado alguna vez el desajuste temporal que se produce cuando una tarea creativa exige toda nuestra atención. Es casi como si el mundo que nos rodea desapareciera. Cuando se trata de crear, el entusiasmo y la euforia se apoderan de uno. Para Cléa en particular, la música es un espacio necesario, un recurso vital: “El único lugar donde me olvido del tiempo, me hace sentir a la vez inspirada y reanimada.” Ya sea en el escenario o en el estudio, este auténtico estado de trance (“mi alma pegada al techo,” canta Jacques) está musicalizado por los dos artistas. Las influencias trance y house también marcan la pauta, las identidades sonoras de los dos artistas se mezclan con naturalidad para crear un auténtico híbrido de club.

Dirigido por Benjamin Marius Petit, el video musical juega con las formas, las texturas y el concepto de “magia de estudio”. Somos testigos de cómo Cléa, rodeada de múltiples Jacques, se mueve y habita su espacio. Poco a poco, las imágenes se distorsionan, los cuerpos se contorsionan y la trascendencia creativa descrita anteriormente se pone en marcha. Influenciado tanto por Michel Gondry como por David Lynch o Quentin Dupieux, Benjamin Marius Petit mezcla efectos visuales de los 80 con filtros de redes sociales para transmitir un sueño absurdo y psicodélico.