La banda británica brindó su primer show propio en la Argentina, presentando su nuevo disco, Give Me The Future + Dreams of The Past, #1 en el Reino Unido y suceso mundial.

El miércoles por la noche en el Luna Park se vivió una noche única, como sólo grandes y talentosos artistas pueden lograr.

Para esta esperada fecha, el grupo de Londres eligió para el opening a Lucas & The Woods, la gran revelación de la escena independiente.

Bastille, la agrupación referente mundial del indie pop y sensación del momento llegó al país con su ambicioso y reciente material, presentándose por primera vez en vivo con un show propio en el país con su “Give me the Future” World Tour.

Con una década de historia, la banda de Dan Smith (Voz, teclados), Kyle Simmons (Teclados, coros, bajo), Will Farquarson (Bajo, guitarra, coros) y Chris ‘Woody’ Wood (Coros, batería) es una de las agrupaciones más convocantes de los últimos tiempos y sus shows son un emblema de innovación y creación conceptual que no deja de sorprender.

Alrededor de las 19.30h en el Luna Park ya se sentía el ambiente propicio para arrancar un gran encuentro. Los encargados de dar luz verde fueron Lucas & The Woods interpretando las canciones que los convirtieron en la gran propuesta de la escena indie nacional. La banda de Lucas Engel (voz), Mateo Rodo (Guitarras), Willo Sarmiento (Batería) y Andi Schneir (Bajo) desplegó su potente estilo pop-rock dejando con la mejor energía el escenario para lo que vendría.

Luego sería el turno de Bastille, ante la ovación de los presentes y con una puesta impactante haciendo honor a ese sonido único que los caracteriza. Demostrando que lo necesario es correr los límites y jugar con la música, Bastille logró cautivar a toda su audiencia, poniendo en el vivo, ese concepto tan especial del último disco que la agrupación se encuentra presentando.

Luego de un video introductorio cargado de fuerza y con un fuerte mensaje futurista haciendo honor al título del nuevo material, la banda británica abrió su espectáculo con la potencia de “Stay Awake” y el público estalló.

Las sorpresas siguieron de la mano de “Distorted Light Beam” y “Things We Lost in The Fire”, creando el clima de fiesta que continuaría durante toda la noche. En una conexión palpable con el público, la banda británica desplegó todo su encanto e hizo a la gente partícipe de cada minuto de su show, llegando a bajarse del escenario para compartir la emoción de cerca.

A lo largo de la noche se pudieron disfrutar los éxitos “Good Grief”; “Run Into Trouble”; “Happier” y “No Bad Days”, entre otros, creando un cocktail explosivo de una hora y media. El gran final llegó de la mano del gran suceso mundial “Pompeii”, en un cierre a la altura de un show mágico.

Give Me The Future, el nuevo álbum tremendamente ambicioso de Bastille, es un tributo a los tiempos tecnológicos y un vistazo de lo que podría estar por venir. Explorando tanto las oportunidades de las nuevas tecnologías como el lado oscuro de la vida en línea, es tan divertido como estimulante, tan distópico como apto para la pista de baile y tan electrónico como lo ha sido Bastille.

Inquietantemente, al compositor Dan Smith se le ocurrió el concepto antes de la pandemia. El álbum ya estaba en marcha y la banda estaba en pausa de la gira por primera vez en ocho años cuando el mundo se cerró, lo que obligó a la interacción únicamente a través de las pantallas.

“Escribir las canciones en un momento tan extraño, con todos atrapados en casa, pegados a las pantallas, alimentó la sensación de que lo que es real y lo que no, es ahora difícil de discernir”, dice Dan. “Estamos en la era de las noticias falsas y profundas y los líderes mundiales mentirosos. En línea, puedes ser cualquiera, ir a cualquier lugar. Puedes elegir cómo te ves, reescribir tu pasado, comportarte como quieras. Estamos a un paso de la tecnología en el corazón del álbum”.