Es una canción de amor que relata aquellos momentos en que las cosas pueden resultar más sencillas de lo que imaginamos. Con una poesía sintética y un sonido potente, nos permitimos cantar a dúo con quien hace más de 12 años, solíamos tocar la misma canción con la guitarra en el patio de casa, Valeria Troanes.

¡Me alegra poder compartir con ustedes esta hermosa creación!