La versión de Lorde de “Take Me To The River” es la más reciente de la recopilación Everyone’s Getting Involved: A Tribute to Talking Heads’ Stop Making Sense de A24 Music, que llega para celebrar el reciente reestreno de la icónica película homónima de Jonathan Demme y el 40 aniversario del álbum que la acompaña.

Everyone’s Getting Involved cuenta con los talentos ilustres de, por orden alfabético: BADBADNOTGOOD, Blondshell, The Cavemen, Chicano Batman Feat. Money Mark, DJ Tunez, El Mató a un Policía Motorizado, girl in red, Jean Dawson, Kevin Abstract, The Linda Lindas, Lorde, Miley Cyrus, Paramore, Teezo Touchdown, The National y Toro y Moi. La potente interpretación de Paramore de “Burning Down the House” fue la primera en publicarse del proyecto y puede escucharse. Le siguió la interpretación única de Teezo Touchdown de “Making Flippy Floppy”.

La contribución de Lorde a la colección es especialmente singular si se tiene en cuenta que “Take Me To The River” es una versión de una canción escrita y publicada por primera vez por el vocalista legendario Al Green en 1974. La versión de 1978 de Talking Heads, que ralentizaba el original a un tempo elegante y sensual, se convirtió en un éxito, alcanzando el #26 en The Billboard Hot 100, el mejor de su carrera. Lorde da su propio giro a la canción, envolviendo su indeleble melodía de bajo en arpegios burbujeantes de sintetizador y golpes de percusión.

Reflejando la lista de canciones del LP original, estas 16 reinterpretaciones emocionantes y sorprendentes no sólo introducirán a una nueva generación de oyentes en la música de Talking Heads, sino que también ofrecerán nuevas perspectivas y versiones únicas de canciones que los fans de toda la vida conocen de memoria desde hace décadas. Esta selección de brillantes artistas recontextualiza Stop Making Sense en la música y la cultura populares, centrándose en la amplitud generacional y estilística.

A24 adquirió los derechos mundiales de Stop Making Sense y la devolvió a los cines de todo el mundo el pasado otoño en una copia restaurada en 4K, lo que a menudo provocó fiestas de baile en los pasillos. La película batió el récord IMAX de mayor recaudación en un evento en vivo y, en cuestión de semanas, superó la recaudación de su proyección original de 10 meses en los cines de Estados Unidos.

Lo mejor de todo es que las proyecciones reunieron a los cuatro miembros principales de Talking Heads por primera vez desde 2002, con David Byrne, Tina Weymouth, Chris Frantz y Jerry Harrison participando en varias conversaciones sobre el escenario para hablar de sus recuerdos de la legendaria película y el álbum.

El público vuelve a hacer filla en los cines para ver la película en determinadas residencias de Estados Unidos. El 27 de enero, A24 puso en marcha una nueva residencia para Stop Making Sense, con proyecciones mensuales en ciudades como Chicago, Londres, Los Ángeles, Nueva York y San Francisco, en vísperas del 40 aniversario de su estreno original este verano.

La restauración del 40 aniversario del documental seminal de Jonathan Demme, Talking Heads, también está disponible para ver en casa.

Grabada en tres conciertos en diciembre de 1983 en el Pantages Theatre de Los Ángeles y publicada al año siguiente, Stop Making Sense está considerada como una de las mejores películas de conciertos de todos los tiempos. En ella, los Talking Heads cuentan con el apoyo de músicos como Bernie Worrell, Alex Weir, Steve Scales, Lynn Mabry y Ednah Holt, que contribuyeron a que canciones como “Once in a Lifetime,” “Burning Down the House” y “Crosseyed and Painless” alcanzaran nuevos niveles creativos.